Blogia
Español en Zuecos

Entrevista Sesión 1

Entrevista Proyecto Chile – Utrecht – Sesión 1

Una primera  impresión de Chile

Universidad de Concepción en Chile

Pensaba que Chile era un país muy distinto de lo que yo, como brasileña, conozco culturalmente. La fuerte presencia indígena en Chile y la casi ausencia completa de los indígenas brasileños en mi región me hicieron pensar que entre nosotras habría muchas diferencias, por supuesto las hay, pero no son tan grandes como imaginaba. Las similitudes entre la cultura brasileña y chilena son diversas y posiblemente por causa de la afinidad histórica que compartimos y porque lidiamos  grosso modo con los mismos problemas  sociales. Un detalle interesante que me llamó la atención es que todos los amigos que tengo quienes vienen de países sur americanos también comen frijoles con la misma frecuencia la que los brasileños hacemos, como aficionada a la cocina, me fijo mucho a los hábitos gastronómicos de otros pueblos.

Sin embargo, un análisis sobre las diferencias culturales entre Holanda y Chile nos proporciona un sinfín de costumbres distintas, lo que no es extraño debido a la enorme diferencia histórica que hay entre los dos países y las diferencias socioeconómicas que perduran hasta el día de hoy.

Es más fácil entablar amistad con personas chilenas que con holandesas, el primer contacto se da de manera más espontánea. Los chilenos son simpáticos y acogedores.  Lo que no significa que los holandeses sean antipáticos y maleducados, pero sí son más reservados y parecen mantener una cierta distancia, impresión que cambia cuando se tiene la oportunidad de crear una amistad sincera con un holandés, que sin duda son los mejores amigos que he tenido. Si tienes la confianza de un holandés, la tienes en la mayoría  de las veces, enteramente y sabes que puedes contar con ellos en todo momento. Al menos es esa la experiencia que tuve con los holandeses en los años en que vivo aquí en Holanda.

Concepción es una ciudad muy grande con 256 mil habitantes y está ubicada en la costa centro sur de Chile. Su economía se basa en la pesca, industria y ganadería. Tiene muchos edificios y es, como todas las metrópolis, llena de gente y de coches. La vida en Concepción es como la vida en una metrópoli, muy corrida, llena de gente, tráfico intenso de coches, criminalidad y vida bohemia.

El lado negativo de nuestra conversa se dio cuando Catalina me contó que en Temuco, un lugar donde viven los Mapuches, hay un problema muy grande en este momento: el gobiernos se les ha quitado las tierras de los Mapuches para construir más edificios en nombre del progreso y la expansión. Lo que no parece correcto es  hacerles olvidar su propia identidad cultural y quitarles las pocas tierras que tienen. Pero los indígenas no aceptarán eso de brazos cruzados, están reuniéndose y preparándose para protestar contra esa decisión gubernamental. 

También hablamos de la gastronomía chilena, sobre los productos típicos chilenos y sobre sus horarios para comer.

Los Chilenos cenan a las 9 de la noche, por la tarde tienen una merienda y almuerzan siempre al medio día. Como Catalina siempre está en la universidad en la hora del almuerzo, come un panecito y sigue “picando” durante la tarde.

Por fin podemos decir que hay todavía mucho que hablar y conocer de ambos países y que a cada entrevista intentaremos intercambiar más informaciones una de la otra sobre tantas diferencias culturales para al final concluir que estas diferencias nos hace a todos muy especiales.Sonrisa

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres