Blogia
Español en Zuecos

Reseña de Son de Mar

Tarea escrita 3, reseña de libros

Nombre: Pieter Zimmermann, 0034789                                                                                           Profesora: Kristi Jauregi                                                                                                         Para TV 5, 19-12-2008

 

 

Escoged dos modelos diferentes y analizadlos.

 

1.)

Manuel Vicent Espectros

Aguilar - Madrid - 2000

Espectros, es una indagación en la realidad desde un punto de vista más mediático, y si se quiere, menos fabulesco. Manuel Vicent, recupera en su particular galería a personajes tan siniestros y literariamente tan agradecidos como La Orquesta del Titanic, fatídico epicentro de leyendas marinas, la Capilla Sixtina, la cámara de gas, los sótanos de Berlín, la lencería femenina e incluso la casa natal de Hitler, si se quiere un esperpento más que un espectro. El libro, se nos presenta acompañado de una espléndida recreación fotográfica de Francisco Ontañón, cuyas imágenes son en sí mismas la animación de un Espectro paralelo, generalmente profético, pero también habitualmente trágico.

Se puede decir, que la contribución de Manuel Vicent a la literatura periodística, o al periodismo literario, que tanto da, va intrínsecamente unida a la de su buen amigo y colega de columna semanal Juan José Millas, de tal forma que no se podría entender la una sin la otra. Porque ambos desde su particular refugio describen el mundo tal y como nosotros lo percibimos a diario sin saberlo. Un mundo repleto de basureros piratas, santuarios nucleares, armario comunicantes y disonancias lascivas, que siempre suelen ser las más correspondidas. Es de esperar por tanto, que esta curiosa iniciativa emprendida por la Editorial Aguilar, tenga la justa continuación en el resto de autores que con tanta maestría jalonan los diarios de nuestra piel de toro.

©Luis García

 

 

 

2.)

 

Juan Pedro Aparicio           Qué tiempo tan feliz

Edilesa - León - 2000

                                        Recuperar la infancia

Sabia elección la de Juan Pedro Aparicio para esta nueva edición de Los libros de la Candamia con la que la editorial leonesa Edilesa pretende recuperar en una única colección a todos los grandes de la región. Si Antonio Colinas, el anterior seleccionado, rememoraba desde su particular registro poético "ese crujido tan característico que produce la nieve al pisarse", Aparicio invita a la sosegada narración de unos años, los sesenta, en los que siendo un niño "de pupitre" descubre que la vida siempre es un camino de doble dirección en el que nada o casi queda expuesto al azar. Así, a lo largo de sus páginas, repasa momentos amargos, casi siempre marcados por el excesivo celo educacional del momento, y dulces, inevitablemente sellados por la esperanza de encontrar un horizonte de libertad en el que como en todo niño, se le entremezclan los amigos de barrio, los comics, y las pandillas. Es en esos años cuando evidencia el disfrute por la letra escrita, y cuando se le revela que es posible establecer una nueva realidad a partir de una inventada.

Que tiempo tan feliz, que ineludiblemente nos retrotrae a aquella balada de los años sesenta de igual título y espíritu, entremezcla en sus veintiocho secuencias breves el lirismo poético, el simbolismo mágico y reflexiones sobre la vida y la muerte a partir de la España más Goyesca de cuantas el autor halla podido recordar. Pero por encima de todo busca la provocación y la complicidad en el lector, y la busca no de una forma gratuita y desordenada, sino desde la coincidencia con aquel de que la labor de la literatura ni empieza ni acaba con una obra, sino que continúa viva mucho más allá de sus propios dominios.

 ©Luis García 

 

 

 

 

 

 

 

Análisis

  1. ¿Se caracterizan las reseñas por una estructura especial? ¿Hay algún esquema general en que se basen todas?

Si, en ambas reseñas puede descubrir una estructura especial. En el caso de la primera reseña se ve que el primer párrafo trata del libro mismo y el segundo párrafo trata de la historia del escritor y su manera de escribir en general, lo comparado con el estilo de escritura de su buen amigo Juan José Millas. La segunda reseña tiene bastante semejanza con la primera aunque en este caso es en segundo párrafo que trata del libro mismo y el primero del escritor en general.  

  1. ¿Cuál es el contenido de estas reseñas?

En ambos casos los contenidos se componen de una mezcla del estilo del escritor en la novela de que trata la reseña y el estilo en el resto de las obras de los autores. Casi no describen el contenido de los libros por sus hechos: “¿Qué personas encarnan un papel importante?” y “¿Donde o cuando se desarrolla la historia?” son preguntas no contestadas en las reseñas.   

  1. ¿Qué os parece más relevante para una reseña, dar un resumen del libro o exponer una crítica/una opinión personal?

Tanto dar un resumen del libro como exponer una opinión personal me parecen muy relevantes para una reseña. La falta de dar un resumen del libro me ha molestado en los dos modelos y en mi reseña sí quiero dar uno. Un resumen le da al lector un fondo contra que el puda poner el libro.  

  1. ¿Qué recursos lingüísticos se utilizan para:

Los recursos lingüísticos que se utilizan en las reseñas son casi poéticos. En la primera reseña el autor da por medio de ejemplos una impresión de cómo es el mundo escrito por Manuel Vicent en su libro Espectros: Un mundo repleto de basureros piratas, santuarios nucleares, armario comunicantes y disonancias lascivas, que siempre suelen ser las más correspondidas.”   El autor de la segunda reseña le cuenta al lector un poquito más lo que pasa en el libro. Es notable que los dos autores no den un juicio de valor en sus reseñas.

 

 

 

 

 

 

Reseña de Son de Mar

El libro Son de Mar, escrito por Manuel Vicent es una historia de amor casi clásica. Lleno de citas de los clásicos y con un fin bastante dramático tiene semejanzas con las historias de, por ejemplo, Homero.                                                                                                                         El libro empieza con un hecho bastante extraño. En un pueblo turístico en la costa cerca de Valencia, Circea, dos cadáveres son arrojados a la playa. Resulta que el primer náufrago es un hombre que ya por diez años había debido ser muerto. La otra persona es una mujer, la ex-esposa del hombre. En el segundo capítulo el lector conoce a Ulises Adsuara. El es profesor y ha venido a Circea para dar clases de lenguas clásicas a los jóvenes del pueblo. Al cabo de poco tiempo Ulises conoce a una chica que trabaja en el bar El Tiburón en el puerto. Ella se llama Martina y al poco rato los dos se enamoran. Sin embargo Ulises, chapucero y torpe como es, no hace el amor con Martina hasta algunos meses. Después de este tiempo empieza a conocer el paisaje y simultáneamente descubre el cuerpo de Martina. Algún día, los dos enamorados descubren una cueva en donde hacen el amor por primera vez.                                              La historia sigue contando cómo los dos se casan y como Martina se queda embarazada. Martina y Ulises parecen felices pero poco a poco Ulises comienza a desear más la libertad. El se compra un barquito, La Martina, y va a pescar. Un día cunado se levantó muy temprano para pescar Ulises no vuelve del mar. Martina y con ella todo el pueblo, piensa que Ulises ha muerto. Después de algunos años en que se guarda luto Martina se casa de nuevo con Alberto Sierra, el hombre más poderoso del pueblo. Martina se convierte en una mujer muy adinerada pero nunca vuelve a ser tan feliz como cuando estaba con Ulises. Después de una ausencia de diez años Ulises resucita de los muertos. Resulta que no murió pero huyó y ahora ha vuelto para dedicarse a Martina de nuevo.                                                                                            

Son de mar, el título del libro es el nombre de un barco en que, cuando Martina era niña, vio un actor muy famoso bebiendo champán. Este barco tiene un papel importantísimo para Martina porque representa todos sus sueños y deseos. Durante la vida, sobre todo después de la partida de Ulises, los sueños de Martina se desaparecen y simultáneamente el barco se aja mucho. Pero ahora con su verdadero hombre a su lado de nuevo, ella decide dar una limpieza profunda al barco. Su sueño vive otra vez y por eso el barco tiene que vivir de nuevo también. El libro termina, con los dos amantes en el Son de Mar, felices como eran antes, hasta el punto en que el barco se llena con agua y los dos se ahogan.                                                                           

A pesar de que Son de Mar es un libro bastante triste me ha gustado leerlo. Sobre todo la primera parte que nos cuenta el florecer del amor entre Ulises y Martina está escrita por una manera muy calurosa. Los árboles de naranja, el mar, las citas de los clásicos, los colores escritos y el calor le dejan al lector en un estado como si él mismo estuviera en España. Está escrito con dedicación y mucha atención para los detalles. La segunda parte, es decir el tiempo de la ausencia de Ulises y después la historia después del regreso me ha gustado mucho menos. Manuel Vicent parece cansado de su libro y escribe como si no quisiera más. Está hastiado y sin alma. El hombre de sus sueños ha vuelto y Martina solo piensa en acostarse con ello. Quizá ella tiene un carácter que de verdad no tiene orgullo pero los desenfrenos lascivos más bien parecen ser las frustraciones lujuriosas de Manuel Vicent mismo. Sin embargo gracias a la primera parte es un libro recomendable y aun quizá memorable pero la razón por la que ganó tantos premios no puedo comprenderlo.     

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres