Blogia
Español en Zuecos

Ángela Vallvey, Los estados carenciales

Una sátira de los libros de autoayuda

Ángela Vallvey: ya tenía tanto éxito que nadie previó que reaparecería con un libro ganador de la edición 58 del Premio Nadal de novela. Es autora de diversas novelas juveniles y de varios libros de poesía como El tamaño del universo, que ganó el Premio Jaén de Poesía en 1998. Su primera novela para adultos, A la caza del último hombre salvaje, está traducida a ocho idiomas y ha sido llevada a la gran pantalla. Su carrera exitosa no interfirió en la calidad de sus textos, como ha mostrado con Los estados carenciales. Como explica la propia Vallvey,

"Los estados carenciales es la lógica consecuencia de todo lo anterior que he escrito. Yo no soy de esas escritoras que sacan una primera obra fulgurante y lo que viene después es alimento de la decadencia. A mí me gusta ir peldaño a peldaño, y sin duda este es un paso más, aunque muy importante. En esta ocasión he rebajado el ingenio, que quizá era un lastre de mis anteriores novelas. Pero a cambio he apretado las tuercas en el corpus narrativo y en la calidad de la rosa, que ahora es lo que más me interesa."

Los estados carenciales narra la búsqueda de la felicidad, en este caso a través de la filosofía. La novela consiste de tres partes, a saber "Lo que representamos", "Lo que tenemos" y "Lo que somos", en honor a Arthur Schopenhauer, uno de los pensadores preferidos de Vallvey. Las tres partes reflejan los tres puntos que conforman La suerte de los mortales. En la primera parte se pone en claro que los personajes de Los estados carenciales buscan como todos nosotros la felicidad a su manera: tratan de evitar la rutina, de escapar de la mediocridad y de rehacer sus vidas con un poco de sentido. Con el propósito de enseñar a otra gente que la felicidad existe pero también de hallar su propia felicidad, uno de los personajes principales en Los estados carenciales, que se llama Vili, monta una academia de filosofía a la que acude una gran variedad de personas. Entre ellas hay inmigrantes, una mujer que convive con sus dos maridos, y también Ulises, que pronto resulta ser el protagonista, ya que en la segunda parte la historia se centra en él, su ex mujer Penélope y Vili. Ahora primero quiero tomar en consideración lo que pasa en esta segunda parte en la que la historia se centra en Ulises y Penélope, para luego tratar temas más detalladas.

Ulises estuvo casado con Penélope, pero ahora están separados. Ulises vive con su hijo Telémaco. Es el típico artista infiel por naturaleza que se lía con sus modelos y galeristas. Penélope es una diseñadora de moda. Después de la separación los pretendientes son un jeugo para ella, en contraste con su vida antes de esta separación. Siente que Ulises le reprocha que haya abandonado a su hijo y trata de recuperarlo. Con razón que la segunda parte se centra en las vicisitudes de las discusiones post-matrimoniales de Ulises y Penélope. Vili, el hombre que monta la academía, es el padrastro de Penélope y el ‘suegro’ de Ulises. Su mujer le hace la vida imposible y busca la felicidad con optimismo y ideas sorprendentes como la academia para enseñar a los infelices que la felicidad existe y consiste en hacer el bien, como decía Platón.

De todos modos, todos los seguidores de la Academia de Vili tienen cada uno su propia voz e historia. Todos contribuyen ciertos aspectos a la historia sobre los que podemos reflexionar. Por ejemplo la historia que Mireia nos cuenta sobre la convivencia con sus dos maridos y el hombre ciego que está completamente en contra de esta manera de vivir. Luego el lector se puede preguntar qué piensa él mismo de este tipo de convivencia y si sería más feliz con dos mujeres o maridos. Así pues, la actuación de cada uno de los personajes tiene una cierta importancia para el relato. Sin embargo, quedan en segundo plano: el énfasis está en Penélope, Ulises y Vili, los personajes bien perfilados.

Lo que llama la atención de la novela es la prosa. Algunas de las imágenes que esboza la autora son muy originales y no están nada de trillados. Aplica muchas citas de filósofos y autores de la Antigüedad. Sin embargo, eso no hace que el texto sea espeso ni difícil de comprensión. Lo contrario es lo que vale para la novela ganadora del premio Nadal: Los estados carenciales se lee muy bien sin respirar gracias a la legibilidad buena. En un abrir y cerrar de ojos, estás metido en las vicisitudes de los seguidores de la academia de Vili, y empieza su propia búsqueda de la felicidad.

El humor tampoco falta en la novela. Hay algunas escenas de humor surrealista, lo que especialmente se expresa en las escenas entre las tres amigas de Valentina, la madre de Penélope. Las amigas llevan los nombres de las tres gracias y en sus conversaciones siempre hacen una sátira de la obsesión por la juventud y la belleza. Los temas que tratan son muy atrevidos, pero nunca llega a ser grosero o chabacano.

La autora termina Los estados carenciales con una recopilación de citas de autores sobre la felicidad. Vallvey define su novela como "una sátira y un homenaje a todo lo que puede ayudar a la gente". Se refiere a los libros de autoayuda. Con Los estados carenciales también quiso "intertextualizar de verdad y remitir a La Odisea". Vallvey tiene La Odisea como referente, entonces, es un homenaje a Homero. Odisea hace una peregrinación sobre todo el mundo en La Odisea. Se ve enfrentado con muchos obstáculos, al igual que los personajes en Los estados carenciales encuentran muchas dificultades en su búsqueda a la felicidad. Son una versión moderna de los personajes de La Odisea.

Vallvey ha conseguido entremezclar con naturalidad los recursos de la gran cultura con la cultura popular e invitar al lector a reflexionar sobre sí mismo y el mundo que lo rodea, a través de humor y citas filosóficas. Ciertamente merecido el premio Nadal.

Dieke van Werven
1014 palabras

Fuentes consultadas:

  • http://reginairae.blogcindario.com/2007/02/00382-los-estados-carenciales-de-angela-vallvey.html, una reseña escrita el domingo el 04 de febrero de 2007 por Regina Irae.
  • http://www.elmundo.es/elmundolibro/2002/01/04/anticuario/1010160432.html,, un artículo en elmundolibro.com, escrito por Antonio Lucas y Pilar Maurell.
  • http://estacionpoetas.blogspot.com/2006/10/vagn-de-resea-editorial-destino.html, el miércoles el 18 de octubre de 2006
  • http://www.angelavallvey.com/
  • http://www.lecturalia.com/libro/49/los-estados-carenciales
  • Los estados carenciales,
  • Ángela Vallvey, Ediciones Destino, S. A., 2002.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres