Blogia
Español en Zuecos

María José Araya Villegas

En septiembre de 2008 conocí a una niña de 10 años en Costa Rica. Yo hice una práctica de seis meses en una escuela de idiomas en la capital San José. Tenía muchos compañeros y uno de ellos era Karina Araya Villegas, la madre de la niña. Ella me invitó a su casa para comer comida típica como pasteles de pollo, de papas, de dulce y ‘gallo pinto’ (arroz con pollo y plátano) y para hablar y mejorar mi español. Y así conocí a María José Araya Villegas, una joven promesa.

María José es una chica que vive con su mamá y que no tiene ni idea de quien es su papá, pero existe un estrecho vínculo entre María José y la abuela. Es una chica que por un lado se comporta como un adulto y por otro lado disfruta mucho de su infancia. Es una niña alegre, creativa, sensible, seria, estudiosa, fuerte y además odia la injusticia. Ella sabía exactamente lo que quería en el futuro y eso me sorprendió mucho. Sobre todo por que los niños de esa edad normalmente dicen algo como: bombero, piloto, médico o deportista pero ella me dijo todo concreto y detallado.

El sueño de ella es trabajar en un equipo de investigación forense, como el de CSI, y deshacer todo el agravio del mundo. Aunque es una niña de solo diez primaveras, ya ha elaborado un plan detallado con toda la información para matricularse en el mejor colegio, la universidad adecuada y el instituto especial de la investigación forense en los Estados Unidos. En Costa Rica la familia es muy importante y por eso pregunté que ella haría con la familia durante los estudios en los Estados Unidos y me dijo seriamente que estaba ahorrando casi todo su dinero del mes para que pudiera comprar una linda casita para las dos personas más importantes de su vida. 

En conclusión, no sé que calificaciones son necesarias para decir, sí, es una joven promesa, pero estoy segura de que yo la he encontrado una. Nunca he conocido a una niña tan especial y cada vez que pienso en ella tengo que reír porque ella significará algo para todos en el futuro. No quiero esperar hasta ese momento y por eso trato de regresar cada año para obtener un poquito de esa fuerza y entusiasmo.

 

 

Sharon Limburg                                    3454398                                   389 palabras    

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres