Blogia
Español en Zuecos

“Sinterklaas” ¿Una tradición divertida o racista?

“Sinterklaas” ¿Una tradición divertida o racista?

 

Cada año a mediados de noviembre, empieza una gran fiesta infantil en
Holanda. Hasta el seis de diciembre está allí para los niños y para los
adultos con alma joven un período de canciones tradicionales infantiles,
muchas golosinas, muchos regalos y lo más importante, los que nos traen todos estas cosas buenas; “Sinterklaas y los Zwarte Pieten” (San nicolás y los Pedros Negros) Este obispo español que se puede comparar con el Papa Noel, llega a Holanda en su barco a vapor y trae además de los regalos, mucha alegría al país.

 Sin embargo, este período también lleva consigo discusiones sobre la manera en la que aparece. En específica hablamos sobre la apariencia de los “Pedros Negros”. Los ayudantes del color negro porque están manchados del hollín de las chimineas por las que bajan, para dejar los regalos en los zapatos de los niños. Esa es la historia que los padres les cuentan a sus niños. A pesar de eso, hay mucha gente, sobre todo gente de raza y cultura diferente, que cree que en la historia de los Pedros Negros se esconden pensamientos racistas. Primero, el día que llega el barco de vapor, los Pedros Negros que se encuentran en él ya están negros y todavía no han bajado ninguna chiminea. Además se consideran los Pedros Negros como los esclavos de San Nicolás. Lo que por un lado me parece lógico, ya que, el hecho sí es que los ayudantes de San Nicolás tienen el aspecto físico del estereotipo imagen caricatura de africanos: La piel negra, el pelo crespo, pendientes anillos y labios gruesos y rojos, una imagen colonial de los años 20 cuando la raza blanca era superior a la raza negra. Además el reparto de las tareas entre San Nicolás y sus criadas negras, inevitable se considera con el pasado de la esclavitud.

Cuando vas a investigar el orígin de “Zwarte Piet”, descubres que antes sólo estaba para asustar a los niños y meter los que eran atraviesos en el saco de yute. No era para nada el chico amigable y gracioso que ahora sí que es. Eso me hace dudar sobre que la tradición sí o no ha empezado con elementos racístas, ya que San Nicolás ya siempre hacía cosas buenas para los niños mientras que los niños debían tener miedo a sus ayudantes por lo malo que estaban.

 Eso es por que yo entiendo que algunas personas se sienten incómodas con la apariencia del Zwarte Piet. Gente africana por ejemplo, simplemente tiene sentimientos más profundos que nosotros sobre la esclavitud porque la hacía mucho más daño en el pasado que a los holandeses. Pensando en eso, no creo que sea muy raro que a ellos no les pone del todo alegre viendo todos los años una tradición que devuelve su raza a tiempos difíciles.

 Ciertamente aún hay mucho racismo y muchas veces se relaciona gente negra con elementos negativos, pero en mi opinión la fiesta “Sinterklaas” no quiere nada más que alegrar a los niños y no la hay para expresar ideas racistas. No creo que Zwarte Piet llame extra la atención por el color que tiene,sino por lo que hace, es decir cantar, bailar y repartir regalos y golosinas. Sí que creo que si tendrían otro color los ayudantes, un color neutral como por ejemplo rojo, todo el mundo lo aceptaría, pero como ya es la tradición “Sinterklaas y Zwarte Piet” me parece imposible cambiarla porque, ¿qué tendríamos que decir a los niños sobre cambio de color? ¿Que lo han cambiado porque el color negro evoca sentimientos racistas? Eso es exactamente lo que causa que los niños vayan a pensar malo sobre el objeto.

 Yo entiendo los sentimientos contradictorios, pero como esta manera de celebrar la fiesta ya es parte de la cultura holandesa, y porque de verdad creo que, por lo menos ahora ya no tiene intenciones racistas me parece mejor simplemente disfrutar y considerarla como una fiesta mulicultural. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres