Blogia
Español en Zuecos

Llámame Brooklyn de Eduardo Lago

Eduardo Lago recibió en 2006 el Premio Nadal por Llámame Brooklyn. Es una obra especial que cuenta una historia interesante sobre el escritor Gal Ackerman que es un Americaniard que vive en Nueva York. Cuando muere, su amigo Nestor se compromete a terminar el libro de Gal sobre su vida.

Llámame Brooklyn  es entre otros una historia sobre las dudas de una persona que nació en Madrid pero fue adoptada por dos americanos que estaban en España durante la guerra civil. Lago sabe muy bien mostrar la búsqueda por los origínes de este personaje. Él mismo se trasladó de Madrid a Nueva York, lo que parece un elemento biográfico en este relato. Lago muestra lo que es importante para los americanos: todos los que se han trasladado de Europa a los Estados Unidos siempre siguen estando conectados al país de origen. A finales del libro vemos este fenómeno al revés: Nestor abandona su vida americana y se traslada a Madrid para empezar una nueva vida.

Conociendo a Gal el lector descubre que se enamoró de Nadia desde que la conoció. Aunque es muy importante este parte del relato, Lago introduce también otras historias y algunas no tienen mucho que ver con la narración principal. Puede ser que al lector le parezca una lástima cuando la trama de Nadia o la de los origínes de Gal son interumpidas por otras. Sin embargo Lago ha logrado que el lector se siga sintiendo curiosidad sobre qué va a pasar y así obliga al lector que continúe leyendo todos los capítulos. Se puede decir que algunos no son muy importantes para el relato principal. En mi opinión, todas historias conforman una buena narración que es muy variada.  

Llámame Brooklyn no es un libro que solo trata de dos personas que se enomoran, más bien es un libro sobre un libro que cuenta la vida de una persona. Sin duda es un libro con una estructura complicada y a veces a uno le puede resultar dificíl entender quién está hablando y cuándo pasan todas las historias. Esto es lo que caracteriza el estilo especial de este libro.

Un aspecto muy interesante de la obra es que Lago escribe sobre un escritor. Puede ser que para Eduardo Lago esto fuera una posibilidad de introducir historias ya existentes en la cabeza, pero de las cuales no vale la pena escribir un libro entero. Sin embargo, el relato sobre Gal Ackerman en forma de capítulos de su libro es un empleos que le viene grande. Eduardo Lago ha combinado de todo y ha construído una historia muy interesante sobre la amistad, el amor y las dudas en cuanto al origen. Eduardo Lago sabe describir cada personaje de una manera muy detallada y el ambiente y los lugares que describe se vuelven muy realistas con gracias al estilo lingüístico.  Con esto Lago consigue captar muy bien la atención del lector repetidas veces de una manera delicada. A fin de cuentas un escritor de literatura no solo escribe para divertir mediante la sensación de una historia, sino también para hacer una obra de arte.                                                  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres