Blogia
Español en Zuecos

La política sobre drogas y mi opinión sobre ella

Desde muchos años Holanda tiene una política liberal con respecto a las drogas blandas. En la práctica eso significa que hay coffeeshops en los que se vende marihuana. Los coffeeshops pueden tener en existencia un máximo de 500 gramos de marihuana. A pesar de todo eso el cultivo de cannabis sativa está prohibido. La policía persigue, de manera activa, las personas que cultivan la marihuana, muchas veces encuentra plantaciones domésticas pero también muchas en tinglados. La electricidad de esas plantaciones suele ser sustraída, que también es un delito por el que son perseguidos judicialmente los culpables y que forma un riesgo de incendio. Los cerebros de estas actividades ilegales habitualmente son organizaciones criminales que de esa manera pueden ganar millones de euros porque son los proveedores más importantes de las drogas blandas a los coffeeshops. Así es que la Ley de drogas y estupefacientes siempre ha sido ambigua y ha causado mucho debate sobre este tema.

Esta política liberal también atrae a muchos turistas a Holanda, sobre todo a Ámsterdam que es conocido como la capital del sexo y drogas. Sin embargo, los coffeeshops situados en el sur de Holanda también son visitados por muchos turistas de Francia, Bélgica y Alemania. Ahora algunos políticos dicen que estos turistas causan molestias y por eso quieren cambiar la ley relacionada con los coffeeshops. Ellos quieren introducir un carné de marihuana con el que la gente se hace miembro de un coffeeshop. Sólo las personas de nacionalidad holandesa podrán ser miembro y un coffeeshop tendrá un cierto límite con respecto al número de miembros. De esa forma quieren disminuir el número de turistas que llegan a Holanda para comprar drogas.

Pero, ¿no es cierto que la demanda sigue existiendo?, los turistas todavía quieren fumar marihuana. Dado este hecho, creo que las molestias no desaparecen sino que aumentan, es decir, las personas que no pueden hacerse miembro van a buscar otro lugar en el que pueden comprar las drogas. Eso crea una oportunidad para los carteles de la droga que pueden aprovecharse de esas personas mediante la venta de marihuana en la calle. Mejor será regular la situación existente, o sea, controlar el abastecimiento de las drogas blandas a los coffeeshops. A manera de crear plantaciónes legales y legalizar la distribución de cannabis el gobierno también puede ganar dinero a través del IVA. No solo ganará dinero sino lo ahorrará porque ya no es necesario gastar tantos recursos en la averiguación de los carteles.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres