Blogia
Español en Zuecos

Reseña de El alquimista impaciente

La historia de El alquimista impaciente es la historia del muerto Trinidad Soler y la del sargento Rubén Bevilacqua y su ayudante Virginia Chamorro que investigan el asunto. El cuerpo es encontrado en un motel de carretera, desnudo y atado pero sin rastros de violencia. Trinidad trabajaba en una central nuclear donde se encargaba de la seguridad con respecto a la cantidad de radiación a la que están expuestos los trabajadores. En los periódicos sale que la muerte tiene que ver con la central nuclear. Aunque las guardias no lo creen todavía van al puesto de trabajo de Trinidad para interrogar al personal. Según los testimonios de los compañeros de trabajo y su mujer, Trinidad era trabajador y una buena persona, pero no todo es lo que parece. Durante la investigación Bevilacqua y Chamorro hablan con muchas personas que conocían el fallecido y así la imagen de su personalidad se hace más claro.

Lo interesante del libro es que el escritor no está en el texto, es decir, toda la historia es contada por Bevilacqua en primera persona. Así el lector conoce los pensamientos del protagonista y a la vez ve los otros personajes por sus ojos. El sargento está licenciado en Psicología y eso se nota porque durante la investigación él analiza, de manera profunda, a las personas que aparecen en la novela. Que destaca del libro son las relaciones sociales entre la gente y las diferentes clases sociales. Chamorro encuentra mucho machismo en el trabajo y ella siente como los demás no se le toman en serio aunque Bevilacqua valora a su compañera. También puedes experimentar la jerarquía que existe en el sistema policial, la relación con otros departamentos y la con los superiores.

En total creo que el libro es divertido de leer. Los personajes son diversos y divertidos y dan color al cuento de la investigación. El único punto de crítica que tengo es que la intriga al inicio parece muy prometedora pero al fin se acaba siendo decepcionante. Eso es porque al final del libro el progreso en el caso del homicidio va más rápido que antes y la solución de todo no es nada desconcertante. Pero, a pesar de eso, que queda es un libro bien escrito con humor y que deja al lector echar un vistazo en la psique del sargento Bevilacqua. Si te gustan la psicología, los pensamientos y los comportamientos de los seres humanos vale la pena leer esta novela policíaca.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres