Blogia
Español en Zuecos

Reseña de Sergio Ramírez - Margarita, está linda la mar

Sergio Ramírez

Margarita, está linda la mar

Dos vidas, una historia

             Sergio Ramírez nació en Masatepe, Nicaragua en 1942. Aunque estudió Derecho, también se ocupó en escribir y ya en 1963 publicó su primer libro (Cuentos). Se graduó de Doctor en Derecho un año después en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua. Además de derecho y literatura también se interesó por la política y en 1977 encabezó el grupo de los Doce, que apoyó el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en la lucha contra el régimen del dictador nicaragüense Somoza. Después de la victoria sobre la dictadura, en 1984 le eligieron vicepresidente al lado del presidente Daniel Ortega. Después de unos desacuerdos con el FSLN fundó el Movimiento de Renovación Sandinista (MRS), pero cuando perdió las elecciones, se retiró de la política para dedicarse completamente a la escritura.

             En el trabajo de Ramírez se ve muy claramente su pasado político, este hombre se ha dedicado a escribir novelas sobre la política y historia de Nicaragua. Margarita, está linda la mar trata del amor, la violencia, y sobre todo del poder de dos hombres que han sido importantísimos en la historia del país natal de Ramírez. Primero Rubén Darío, uno de los poetas más famosos del continente, que tiene múltiples amantes y está adicto al alcohól. Y además el dictador Anastasio Somoza, con su régimen tan cruel.

           La historia de Margarita, está linda la mar se desarolla en León, Nicaragua, y naturalmente no es sin razón. Es por motivo de dos eventos significativos en la historia de Nicaragua. El 27 de octubre de 1907 el poeta Rubén Darío hizo un homenaje a León y el 21 de septiembre de 1956 el presidente Somoza llegó allí con motivos políticos. La novela se trata de este último día. Describe este día desde la perspectiva de Capitán Prío, que ve desde su casa qué pasa durante el día. Es el día del asesinato del dictador Anastasio Somoza a manos de Rigoberto. El libro lo muestra con interrumpciones de flash-backs a la vida de Rubén Darío y al desarollo de la conspiración en contra del primer Somoza. De este modo los acontecimientos de Margarita, está linda la mar alternan entre los años 50 y los principios del siglo y muestran una visión de la historia de Nicaragua. Se alternan entre la tragedia y la grandeza de Nicaragua: los horrores de Somoza y las bellezas de Darío.

          Las dos tramas contadas a la misma vez alternan en medio de un capítulo o incluso de un párrafo al otro, o sea que, son construidos sin aviso: son ‘saltos temporales’. Posiblemente esta característica es por un lado lo particular, lo que lo distingue de otros libros, pero al mismo tiempo constituye también el aspecto más negativo: hace la historia muy complicada y exige una gran contribución de los lectores. Y claro que eso no estimula leer más. Tampoco existe una cronología lógica de intervenciones dentro de los capítulos, lo que hace todo aún más difícil.

          Curiosamente, lo más bonito de Margarita, está linda la mar son los títulos: Cada capítulo de la novela lleva por título un verso de Darío. Un homenaje a este gran poeta. Una idea genial del autor Sergio Ramírez, porque añade un calado extra a la historia. Pero debido a tanto los extraños saltos temporales como la abundancia de diferentes personajes, esto sería motivo de leer obras de Darío más que este libro de Ramírez...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres