Blogia
Español en Zuecos

Entrevista con San Nicolás

Entrevista con San Nicolás

por Diana y Yesenia

 El sábado pasado nuestro país tuvo el gran honor de recibir al hombre más generoso que conocemos. Es el hombre que en vez de recibir regalos en su cumpleaños, los da. ¡Y viene a celebrarlo con nosotros! Está claro que estamos hablando de San Nicolás. Llegó en su barco de vapor desde España, pero ¿cómo es posible que los españoles no sepan quién es esta celebridad? Por eso decidimos hacerle una entrevista para que conozcáis todo sobre esta fiesta tradicional. Esperamos a San Nicolás después que hizo unas cuantas visitas a unos niños.Para nosotras no es difícil reconocer el que nos va a dar una entrevista, porque se caracteriza por su abrigo, estola y mitro rojo, su bastón dorado y su caballo blanco.  

“Buenos días señor San Nicolás, ¿tuvo un buen viaje? ¿Es posible preguntarle algo sobre su visita anual a los Países Bajos?” 

“A eso no pongo reparos, preguntadme lo que queráis hijas mías. La verdad es que el viaje ha sido, como cada año, muy agradable. Particularmente porque nos gusta mucho venir a este diminuto país. Los holandeses son muy acogedores y amables, por lo que me siento muy a gusto. Parece que cada año me dais una bienvenida a casa.”   

“Los holandeses también están muy contentos con su llegada. Ahora comienzan la tres semanas más acogedoras del año. ¿Por qué viene usted tan pronto, si su cumple no es hasta el 6 de diciembre? No es que tengamos dificultades con esto, pero solo somos curiosas.”  

“Mi llegada anticipada me de la oportunidad de darme cuenta de que niños fueron obedientes y los que no lo fueron. A partir de eso, determino cuántos regalos se merecen los menores. Esto lo apunto en mi libro, un libro gordo llamado ‘El libro de San Nicolás’. En algunos casos de ser desobediente, con esto me refiero a no cantar ninguna canción de San Nicolás y desobedecer a los padres, me temo que tienen que venir conmigo dentro de un saco a España. Pero la verdad es que esto es lo extremo. También le podemos dar una vara, o quizás una bolsa llena de piedras. Sin embargo, lo que a nosotros evidentemente más nos gusta es repartir regalos y dulces entre los niños obedientes. Esto es lo que ocurre en la mayoría de los casos.” 

“Una motivación muy buena para que los niños sean buenos. Ahora nos mencionaba los dulces. ¿Cuáles son los típicos dulces que se comen durante estas semanas?” 

“Lo que más se come son los ‘pepernoten’. Son como bizcochitos pequeñitos que reparten los Pieten, mis ayudantes. Además de eso se come mucho chocolate, especialmente chocolate en la forma de tu inicial, pero también en forma de monedas. Y no puedo olvidarme de mencionar el mazapán y los pasteles alargados de almendras.A los Pieten y a mí también nos gusta mucho golosear de estas cosas. Sin embargo, mi caballo prefiere zanahorias.”  

“Todo suena delicioso. Nos contaba algo sobre los ‘Pieten’. ¿Cuáles son sus tareas para estas semanas?” 

“Estoy muy contento de tener estos compañeros en gran número. Ellos son, con mi caballo blanco Américo, mis mejores amigos. Sin ellos no sería capaz de venir cada año. Eso sería demasiado trabajo. Para cada trabajo tengo un diferente Piet. Tengo el Piet de la lista, el Piet de las canciones, Piet Elvis, Piet dormilón. Creo que ya tengo más de cien compañeros. El trabajo más grande sucede cada noche. Estamos muy ocupados. Esto es los niños ponen sus zapatos, para que nosotros les metamos un regalito o un dulce. Hay tantos niños buenos en este país, que es imposible para mí hacerlo todo yo mismo.   

También es imposible para mi visitar a todos los niños a la vez. Me quieren tener en colegios, en casas, en programas de telivisión. Para esto tengo otra solución; San Nicolases asistentes. Son buenos hombres que se visten como yo, y hacen visitas a los niños de mi parte.”

 “Otra cosa a parte: Muchos dicen que el Piet es un simbolo del diablo y que tiene que ayudarle como un castigo. ¿Que puede usted decirnos sobre eso?”

“¡Eso es una mentira horrorosa! ¡Mi Piet no me está ayudando como castigo y menos tiene que ver con el diablo! A ellos les encanta las visitas a los niños y hasta los más mayores cada año vienen con nosotros, aunque tengan dificultad de caminar. Son las mejores personas que hay. Siempre están alegres y tienen mucha energía. Esto también lo irradian con su manera de vestir: muchos colores y muy vivos.”

 “Estamos contentas de oír esto de usted. Pero para cambiar de tema y para acabar con todas las dudas; Todos sabemos que usted procede de Turquía. ¿Por qué San Nicholás se asocia con España?”

“Esa es una pregunta muy interesante. Es verdad que mi país de origen es Turquía. Yo nací en un pueblo que se llama Patara. Cuando cumplí veinte años un amigo de mi padre me ofreció trabajo como obispo de Mira. También fui profesor en el Concilio de Nicea. Un día, cuando estaba contando a mis estudiantes la historia de mi padre, llegaron los musulmanes y me secuestraron. Los musulmanes se habían equivocado y pensaban que yo era el alcalde de Patara. Cuando se dieron cuenta ya era demasiado tarde y me abandonaron en Bari. Allí tuve que quedarme hasta los cuarenta años.  Hasta que un día llegó  Alfonso V de Aragón. Estaba conquistando todos los pueblos de esos alrededores. Él fue quien me encontró y me llevó a España. Considero más a España como mi país que Turquía. Por eso digo siempre que soy de España.”  

“¡Que historia más interesante tuvo usted! ¿Y por qué es que usted da regalos por su cumpleaños en vez de recibirlos?”

“Cuando yo era niño ya me gustaba dar mis juguetes a los amigos del barrio. La satisfacción que me daba era enorme. Las caritas de esos niños se alumbraban como el sol. Es increíble. Seguiré dando regalos hasta el día que me muera.”

 “Y como cambiamos de temas constantemente: ¿Conoce usted al Papá Noel?”

“Por supuesto, siempre se dice que somos los rivales durante el mes de diciembre. Pero al contrario, Noel y yo somos grandes amigos. Le respeto mucho, porque él sí que consigue repartir todos los regalos él solo. Pero yo prefiero ir a caballo que en trineo.”

 “Para terminar la entrevista una pequeña pregunta: ¿Cuántos años tiene?”

¡Ah! Los únicos que saben mi verdadera edad son los Pieten y Américo.

 Bueno, San Nicolás, muchas gracias por esta entrevista. Esperemos que otra vez disfrute de su estancia en nuestro país. ¡Feliz cumpleaños!

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres