Blogia
Español en Zuecos

Filippo Suárez-De Franco

@font-face { font-family: "Verdana"; }p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal { margin: 0cm 0cm 0.0001pt; font-size: 10pt; font-family: "Times New Roman"; }div.Section1 { page: Section1; }

A veces me pasan pensamientos por la cabeza. Pensamientos sobre la vida que vivió hasta ahora…

¿Que sucedió antes de encontrarme aquí en Holanda? ¿Conseguí todos mis objetivos o tengo algunos más? ¿Estoy satisfecho por ser la persona que soy?

Quizás estas dudas de vida en cierto momento suelen pasar a todo el mundo. Por esto es necesario reflexionar a menudo e intentar dar respuestas concretas para descubrir si todavía estas siguiendo el trayecto justo o tienes que buscar otro norte.

 

Esta vez, reflexionando sobre mi vida, me doy cuenta de estar en un punto donde antes nunca me había encontrado; me encuentro al principio de una nueva aventura, el comienzo de una nueva temporada, una gran vuelta de mi vida.

 

Ya he viajado por todo el mundo, para ampliar mis perspectivas hacia la demanda de la sociedad y por supuesto mi propio objetivo; ser un próspero hombre de negocios.

Como uno de mis objetivos más importantes es el de desarrollarme, personalmente e intelectualmente, me fui a Alemania y los EEUU para proseguir mis estudios en vez de estar quieto en Holanda y no diferenciarme con los demás. Aunque ya en Holanda vivía solo, fue solo que desde aquel momento que aprendí a mantenerme. Así que solo viviendo lejos de ellos, aprendí todo lo que consiste el hogar

Un dicho de mis padres que siempre me ayudaba a proseguir mis estudios fue: “La educación es la clave del desarrollo.” Su merecimiento más importante es el de haberme apoyado y estimulado para desarrollarme a base de mis propias experiencias.

 

Después de haber acabado mis estudios de Business Administration en los EEUU, trabajé dos años para una empresa multinacional en Washington DC como líder de proyectos europeos. Me ocupé principalmente de los países nórdicos desde Islandia hasta Alemania. Viajé cada mes a Europa para coordinar los proyectos. Después de estos dos años la empresa me propinó un trabajo en Holanda. Me prometieron una función muy responsable y desafiado. La función consistió en el coordinar no solo los proyectos nordeuropeos, sino también de toda Europa. Fue una oportunidad extraordinaria, así que tendré que mudarme el más pronto posible hacia mi país natal, Holanda. Fue allí donde trabajé otros 8 años en los cuales me desarrollé muchísimo; empecé proyectos nuevos y futuristas que todavía se  utilizan en cada país donde se encuentran las empresa de la multinacional.

La experiencia que he coleccionado en todos estos años, desde mis estudios hasta manejar todas las empresas europeas de una empresas multinacional, me inspiraron a realizar mi proyecto final; tener mi empresa multinacional, tener éxito y estar satisfecho. Aunque esto todavía parece que está lejos y bajo construcción, el primer paso se ha realizado; mi empresa en Holanda.                                

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres