Blogia
Español en Zuecos

UNA BÚSQUEDA COMPLICADA EN UN MUNDO PLAGADO DE DROGAS Y SEXO

UNA BÚSQUEDA COMPLICADA EN UN MUNDO PLAGADO DE DROGAS Y SEXO

Reseña del libro Beatriz y los cuerpos celestes de Lucía Etxebarria

Lucía Etxebarria es una escritora a la que se puede odiar o amar. Hay gente que la admire, pero también hay gente que no le gustan nada sus libros. Etxebarria nació en Valencia en 1966 y publicó su primer libro en 1997: Amor, curiosidad, prozac y dudas. Por este libro Lucía fue inmediatamente acusada de plagio. Su segunda novela Beatriz y los cuerpos celestes, que comentaré en esta reseña, ganó el Premio Nadal en 1998. La escritora es conocida por sus obras diferentes. No sólo escribe novelas, también se dedica a escribir poesía y obras de teatro. Los temas que se trata en sus obras son bastante variados pero sobre todo son controvertidos. Escribe sobre la posición de la mujer, el sexo, la homosexualidad y la literatura. Hace un mes, declaró que deja de escribir por culpa de la piratería: dice que no quiere publicar libros en un mundo donde se descargan demasiados libros de Internet.

Finalizando el libro, la primera reacción que tuve sobre él, fue que es una dura historia. No es un libro que se lee fácilmente en la playa. Hay que estar abierto a los temas complicados que trata y ser capaz de entender las cuestiones que la escritora presenta al público.

Beatriz, la protagonista de la historia, se encuentra en un mundo complicado donde no se gana ninguna medalla sin esfuerzo. Experimenta una lucha interior contra sus sentimientos, sueños y las ganas de encontrarse a sí misma. Beatriz vive en un ambiente lleno de sexo y drogas y no sabe exactamente quién es: ¿le gustan los hombres, las mujeres o los dos?

El sexo y la inclinación sexual son temas importantes de la historia. Las tres mujeres que aparecen en ella (Beatriz, Mónica y Cat) lo tienen en común y Lucía lo describe de una forma muy natural. Durante todo el libro, las relaciones personales y la búsqueda de la identidad están claramente presentes. Se nota que la escritora se siente identificada con la protagonista porque las descripciones de los sentimientos que tiene Beatriz son tan detalladas. Es como la escritora y la protagonista son una única persona y así el libro te cautiva aún más.

A veces tuve problemas de entender toda la información, porque Etxebarría no relata claramente los diferentes recuerdos en los capítulos. Sin embargo, el lenguaje que usa es accesible, quizá un poco erótico y la historia es reconocible. Lucía hace leer fácil y divertido y no tiene miedo provocar, me gustan los libros así.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres