Blogia
Español en Zuecos

Una segunda oportunidad

Una segunda oportunidad

'Michelle Martin' es un nombre odiado por mucha gente tanto dentro como fuera del Benelux. La ex mujer del notorio pederasta y asesino Belga Marc Detroux hoy en día vive en el monasterio en Malonne. Las clarisas del monasterio le han dado una segunda oportunidad.

La verdad es que se puede hablar de una tercera oportunidad. En 1989 Martin fue condenada de complicidad de abuso sexual de chicas adolescentes pero “gracias a” la ley Leguene en 1992 ya andaba libramente por la calle. Luego, en 1996, otra vez cometió un error y gran delito. Fue arrestado y declarado culpable de haber participado en la violación y asesinato de otras niñas. Esta vez el juez le dio treinta años de prisión. Diez años después, apelando la misma ley 'Leguene', Martin empezó solicitar 'libertad condicional' y en el año 2012 el juez decidió responder a esta solicitación con un 'sí'.

Esta respuesta, este sonido tan corto y simple causó que muchas heridas se abrieran de nuevo. Miles de reacciones y protestas de los habitantes Belgas se pudieron percibir en los medios de comunicación. Nadie quería dar refugio al 'monstruo de Bélgica', nadie más que las clarisas del monasterio en Malonne. Las clarisas explicaron estar profundamente convencidas de que "nuestra sociedad daría un paso atrás para siempre encajando a la fuerza a un delincuente en su pasado y la desesperanza."

Ahora yo estoy pidiendo a ustedes, señores y señoras, si no existe una ley que prohíba encajar a la fuerza a los familiares de las víctimas en la desesperanza. Que prohíba abrir las heridas y la mutilación de los familiares cada vez, más y más y más. Ellos también merecen una segunda oportunidad.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres