Blogia
Español en Zuecos

En la sombra de la democracia

Hace unos días leí en un periódico semanal alemán que en Alemania más de ochenta millones de refugiados viven en residencias de asilados. Lo alarmante es que la mayoría de los alemanes ni siquiera lo sepan. Yo era una de ellos.

Ahora lo sé, y todavía me quedo boquiabierta ante esta cifra. ¿Cómo es posible que millones de personas vivan en un país sin que nosotros, la población, nos damos cuenta?

Al poco tiempo me enteré: el gobierno practicamente trata de ocultarlos. En residencias de asilados lejos de pueblos y ciudades donde no llaman la atención de nadie. Y la triste realidad es que ahí no tienen ninguna perspectiva. La política de asilo es tan estricta que muchos asilados no se atreven a salir porque han perdido la orientación en la jungla de la legislación alemana. Además, no vale la pena. Todo es mejor que regresar a los países de donde huyeron, incluso la desesperación de su situación en la República Federal.

Viéndolo de una manera lógica, no les damos ninguna oportunidad de obtener un permiso de residencia, porque sólo lo pueden conseguir si tienen un empleo fijo y para que alguien se lo de, se exige el permiso de residencia. ¿Parece contradictorio? – Lo es.

Condenamos las violaciones de los derechos humanos en todo el mundo mientras nuestro país, supuestamente una democracia, se hace igual de cupable violando el derecho a la libertad. Yo así no puedo seguir viviendo tranquila y los políticos no deberían tampoco hasta que haya cambiado algo.

Es nuestra obligación iluminar la sombra de la democracia. Empecemos ahora.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres