Blogia
Español en Zuecos

Todo lo que usted siempre quería saber sobre los niños robados

Desde finales de 2009 hay una gran polémica en España con el caso de los niños robados.  ¿De qué se trata esta polémica exactamente? ¿Qué pasó con los niños? Y ¿por qué no se soluciona este problema? Aquí abajo encontrará todo que quería saber sobre el caso de los niños robados.

¿De qué se trata esta polémica?

El caso de los niños robados trata de unos estimados 300.000 bebés que han sido robados de sus padres. El robo de niños surgió en los años treinta como un método de represión política. Se puede remontar esta práctica a la guerra civil española, que comenzó en 1936. Fue en esta guerra entre los nacionalistas y los republicanos en la que el general Francisco Franco se desarrolló como dictador. El robo de niños proviene de este periodo de conflicto, de modo que la justificación ideológica fue compuesta durante la guerra por el médico franquista Antonio Valleja Najero. Según Valleja existía un ‘gen marxista’, que ensució la raza española. Sin embargo se podría eliminar este gen si se criaran los niños de los republicanos en familias nacionalistas. Por lo tanto a partir de entonces empezaron a robar niños de familias republicanas, sobre todo de mujeres que estaban encarceladas.

¿Y después de la guerra?

Después de la guerra continuaron robando los niños. Esto fue posible porque las que habían estado a favor de los nacionalistas, todavía podrían ser encarcelados en cualquier momento. Así que hasta los años cincuenta detenían a mujeres embarazadas. Franco decidió que de aquellas mujeres se podrían llevar los bebés, para ‘proteger el niño’. A finales de los años cincuenta ya no había muchas mujeres encarceladas embarazadas, pero como el robo de niños resultó siendo un negocio lucrativo, el robo de niños siguió existiendo como práctica ilegal. Los robos fueron realizados por una red ilegal de médicos, padres y monjas. Lo común era contar a la recién parida madre que su bebé había muerto durante el alumbramiento, después de cual el niño era adoptado por otra familia. En consecuencia, lo que había empezado como método de represión política, se convirtió en un negocio ilegal rentable, que probablemente ocurrió  hasta los años noventa.

¿Como han descubierto este caso?

En el otoño de 2009 el padre de Juan Luis Moreno, que estaba terminalmente enfermo, le dijo que no era su verdadero hijo, sino que lo había adoptado de un sacerdote y una monja en 1969. Había pagado unas 150.000 pesetas por el niño y no sólo él, sino un amigo suyo también había sido comprado de esta manera. Cuando Juan Luis Moreno contó la historia a la prensa, inmediatamente muchas  historias parecidas fueron llevados afuera. Una investigación de periodistas, niños y padres aclaró que se trataba de una práctica difundida en que habían sido robados unos 300.000 niños en toda España.

 ¿Por qué no se  puede solucionar este caso fácilmente?

Es complicado este caso por varias razones. En primer lugar es muy difícil comprobar estas sospechas. El robo fue realizado por monjas y sacerdotes individuales, y aunque tendrían que haber sido ayudados por autoridades, no ha sido una red central organizada. En segundo lugar muchos niños robados han sido adoptados por familias en varios países de Europa, lo que hace muy difícil investigar este caso. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres