Blogia
Español en Zuecos

Jan Marijnissen y su partido socialista SP

 

Tarea 1

Shulaika Girigori y Darlyse Comenencia

Opinión sobre el artículo ‘La hora de los radicales en Holanda'

Fuente: www.elpais.com/articulo/internacional/  (21-11-2006)

 

El hecho de que el SP haya logrado penetrar en el mundo de la noticia internacional demuestra su crecimiento. ¿Pero a costa de qué?

Parece que simplemente quieren tomar el puesto que los liberales del partido VVD ocuparon durante años en el gobierno holandés. El puesto a la que me refiero es el de un partido político que esté dispuesto a ajustar sus pensamientos e ideales cada vez que sea necesario para poder gobernar con el partido al mando, en este caso con los cristianos democráticos del partido CDA o los obreros del PvdA.

El comentario de Rita Verdonk, uno muy fuera de lugar por cierto, aunque que por otra parte sea un comentario típico de ella, tiene también su parte de verdad. ¡Vaya, es la primera vez que concordamos con un comentario de Rita Verdonk! En fin, el partido socialista SP es Jan Marijnissen y Jan Marijnissen es SP. Se pudiera hacer una comparación con el partido político que fundó el difunto Pim Fortuyn. Él era el partido y el partido era él. Después de su asesinato en mayo de 2002, el partido se desmoronó y nunca mas volvieron a ser lo que eran cuando el difunto vivía.

Ahora, otra cosa. Dicen que son un partido socialista, pero quieren rechazar de inmediato a los inmigrantes no cualificados. ¿No cualificados? Como si eso valiera para algo. La realidad es que cada día que pasa hay al menos un inmigrante que va a buscar su suerte en otra parte, y eso no sin papeles o ‘no cualificados', sino con doctorales, bachilleratos o con maestrías porque en Holanda solo sirven para limpiar oficinas y estaciones de tren o para trabajar en fábricas. Holanda atribuye de esta manera, mientras que se esté envejeciendo y ya tenga un déficit en el sector de la tecnología y medicinas, al desarrollo de la economía de países como la Inglaterra que están ansiosos por recibir a estos inmigrantes y eso con los brazos abiertos.

Pero volviendo al caso de Holanda. Si no aceptan a los inmigrantes ‘no cualificados', ¿quiénes van a limpiar las estaciones de tren o trabajar en las fabricas, haciendo trabajos monótonos o trabajar en la agricultura recogiendo patatas? O sea, ¿Quiénes van a hacer los trabajos inferiores que los holandeses no quieran hacer? Pero el partido se basa aparentemente en el punto de vista de que ‘todo tiene su límite', olvidando naturalmente que sin los inmigrantes la economía europea no sería la que es hoy día. Quien sabe, puede ser que Jan Marijnissen deje entonces su trabajo en el gobierno y reemplace su pensión de retiro de (futuro) ministro por la de un trabajador de fábrica.

Le deseamos al socialista mucho éxito en las próximas elecciones.    

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres