Blogia
Español en Zuecos

El valor de la confianza

El valor de la confianza

Hoy en día,  la confianza en la política se encuentra a un nivel muy bajo. Parece que, en muchos países, se han ocurrido bastantes situaciones en las que la política ha decepcionado a su gente. La situación económica tampoco está ayudándonos; nos encontramos en una crisis que ha causado un considerable crecimiento del desempleo. Solemos darse la culpa a los gobernadores,  a los alcaldes, a los partidos..."¡los sinvergüenzas que son!"  Pero, ¿es justificado enfadarnos siempre con los políticos? ¿Qué es o quiénes son los que tienen que cambiar? 

La historia no nos permite negar el hecho de que entre nosotros, muchos han sufrido por culpa de los gobiernos. Nos han llevado a las guerras, a las protestas y a los conflictos de varias maneras. Además, aunque no podemos referirnos a ningún político, la causa de la crisis también se encuentra en decisiones que han tomado los líderes de los bancos. También conocemos bien el fenómeno `corrupción`  lo que no solamente se manifiesta en los países subdesarrollados. En otras palabras: el liderato de unas personas sobre muchas puede hacer daño. Desafortunadamente, también significa que hay razón en tener desconfianza. El artículo del señor Alvarez de las Asturias (El Semana Digital, 2009), que habla de esta desconfianza, es muy fuerte y unilateral. Pero, nos deja ejemplos adecuados también.

Sin embargo, me parece un poco ingenuo  creer que todos los políticos no tienen nada más que malas intenciones. La sociedad moderna nos enfrenta a todos tipos de noticias y muchas veces atraen más atención las novedades malas: Un político que haya cometido un acto escandaloso siempre tiene nuestro interés mientras que las iniciativas exitosas y las decisiones juiciosas, los consideramos como costumbre. En el artículo de José Manuel Campesino Luis (El País, 2009) aprecio mucho su intención de recordarnos de esto; sus palabras positivas las considero como una necesidad para no olvidar que vivimos en un mundo lleno de individuos honestos. Añadimos que se puede definir la confianza como herramienta para provocar optimismo que pueda inspirar a los políticos también. Tenemos que entender muy claro que, aunque no tomamos las decisiones,  la opinión pública es un elemento de gran valía para influir en los procesos políticos.

En el futuro, es importante que sigamos levantando nuestra voz. Como sabemos que la corrupción y las decisiones egocéntricas forman parte de nuestra sociedad, los dos son peligros que tenemos que combatir. Pero, lo tendremos que hacer realizándonos bien que la medalla siempre lleva dos lados. Es lo que nos ayudará a no perder la fe.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres