Blogia
Español en Zuecos

“Honesto y puro es nuestro lema”

En nuestra búsqueda a las hazañas culinarias biológicas de Holanda, hoy arrimamos una silla a la mesa de Ronald de Graaf. Tiene 36 años, está casado con Jolanda, es padre de dos hijas magníficas y desde hace un año es el propietario y el cocinero-jefe del restaurante ‘Healthy business’ en una finca en Maastricht. Hablamos con él en su restaurante, donde había preparado unos platos deliciosos.

“¿Qué platos sabrosos preparaste para nosotros?”
“Compuse un menú especial con todas las especialidades de la casa, tenemos buena fama de estos platos. La gente viene de todo el país para probar estos platos. Por ejemplo, aquí, de entrada, tengo unos tallarines frescos con pollo ahumado, guisantes, pimiento y trozos de piña caramelizada. Los guisantes y el pimiento los cultivamos nosotros en nuestro invernadero, el pollo, los huevos, la harina y la piña compramos en el mercado biológico o los compramos de nuestros vecinos. Nos gusta trabajar con productos de la temporada y de la región, para que sepamos de dónde son los productos. Honesto y puro es nuestro lema.”

“¿Pero la piña no es un producto de Holanda, pues son biológicas las piñas que utilizáis?”
“No, es verdad. Holanda no es el país de las piñas, pero felizmente estamos cerca de Alemania y allí está el único cultivador de piñas del norte de Europa, por eso la piña no es un producto que se encuentre muy a menudo en restaurantes biológicos. Esa es una de las cosas en las que destacamos.
“De plato principal tenemos el calabacín asado, que rellenamos con carne picada vegetariana, preparada con ajo, cebolleta, aceite de oliva y una pizca de sal y pimienta. Al lado hay una patata asada rellenada con queso cremoso de la casa, perejil, cebolleta y sal marina grueso. Es uno de los platos que les gusta a los vegetarianos.”

“¡Está riquísimo todo! ¿Cómo inventas estas combinaciones de sabores?”
“Viene de muchos años de experiencia, saborear muchísimo y experimentar. A veces busco durante un año la combinación de ingredientes precisa para crear un plato de la idea que tengo en la cabeza, pero siempre quiero la perfección. Cuando tengo una idea no paro hasta que el plato está en la mesa.”

“Cuéntame algo del postre, ¡parece riquísimo!
“De postre te sirvo el pastel de manzana de la casa con nata de canela y helado de vainilla. El pastel está caliente cuando lo servimos ¡y la combinación con un espresso con un poquito de ron es divina!”

Ronald cocina platos maravillosos, deliciosos y cuenta una historia muy apasionada. Si quieres comer algo divino, tienes que ir a esta finca en el sur de Holanda.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres